domingo, 23 de noviembre de 2008

Ya no tienes veinte años...

Ya no tienes veinte años. Ya no tienes
treinta. Se han ido. Su ceniza empieza
a rebajar el oro en tu cabeza,
a marchitarte párpados y sienes.

Bien pronto a la armoniosa ligereza
de la línea, en garganta, mano y pecho,
la áspera edad, en codicioso acecho,
hará perder la juvenil firmeza.

Pero al gastar así lo que fue un día
cebo de mis sentidos, alegría
de mis abrazos, pasto de mis besos,

te hace más mía el tiempo, y transfigura
nuestro querer en río de ternura
que corre por la caña de mis huesos.

París, 15 de diciembre de 1942.

José María Quiroga Pla. Morir al día. Sonetos (1938-1945) [1946]

2 comentarios:

Mario dijo...

Juego entre la edad y el tiempo juntos. Acaricia de forma sutil el poco tiempo que queda...

Abrazos.

Castedo Merinero dijo...

Asume la realidad del paso del tiempo y la conversión de la llama en tenue calor, pero me encanta su tibieza, su sutileza.
Abrazos.