lunes, 6 de octubre de 2008

[Para las altas costumbres, alta vida]

Para las altas costumbres, alta vida.
Alta de amor. Voz alta. Alto sendero
-siempre de fe y luz-. Albor primero
para las altas nubes de tu huida.

Alta de brisas altas. Confundida
con el latir más alto. Alto crucero
por altas costas. Alto mastelero
para altas velas, altas de partida.

Alta de ti, fiebre de mis pulsos,
ofreces en tus brazos la balanza
que iguale en el cenit nuestros impulsos.

Y al alcanzar tu imagen su infinito
hay un temor a que se clave en lanza
y una ambición de que culmine en grito.

José García Nieto. Víspera hacia ti (1940).

2 comentarios:

Mario dijo...

Creo que el principio del poema es la moraleja final del mismo.
Espero que nunca me tiemble la voz para poder recitarlo muy alto.

Un abrazo.

Castedo Merinero dijo...

Veo el final como la culminación insegura de la intención de la primera estrofa.
Altamente bello el poema.
Un abrazo.