martes, 7 de octubre de 2008

No lances las cartas de amor

Ellas no te abandonarán.
El tiempo pasará, se borrará el deseo
-esta flecha de sombra-
y los sensuales rostros, bellos e inteligentes,
se ocultarán en ti, al fondo de un espejo.
Caerán los años. Te cansarán los libros.
Descenderás aún más
e, incluso, perderás la poesía.
El ruido de ciudad en los cristales
acabará por ser tu única música,
y las cartas de amor que habrás guardado
serán tu última literatura.

o también

No llencis les cartes d'amor

Elles no t'abandonaran.
Passarà el temps, s'esborrarà el desig
-aquesta fletxa d'ombra-
i els rostres sensuals, intel•ligents, bellíssims,
s'ocultaran en un mirall dins teu.
Cauran els anys i avorriràs els llibres.
Davallaràs encara,
i perdràs, fins i tot, la poesia.
El soroll fred de la ciutat als vidres
anirà esdevenint l'única música,
i les cartes d'amor que hauràs guardat
la teva última literatura.

Joan Margarit. Aguafuertes/Aigüaforts (1995).

4 comentarios:

Marina Tapia Pérez dijo...

¡bellísimo poema! ESte es un autor que me encanta tiene poemas tan sólidos y duros como el titulado "Los muertos" Un saludo. Marina

Ariel Luque dijo...

Un bello y lúcido poema, que podríamos decir que se centra en la nostalgia, la vejez y el despojo que esta produce en uno. Realmente bello! Un abrazo amigo Carlos!

Ariel.

Mario dijo...

Lo leo cargado de negatividad, con desgarro, como si estuviera escrito después de un mal de amores. Aunque el final sea el más acertado.
Bello poema.
Un abrazo.

Castedo Merinero dijo...

Nostálgico, negativo y duro, pero menos que Los muertos -tienes razón Marina- pero igual de bello.
Es verdad Mario, puede haber sido escrito tras una experiencia negativa, no lo tengo claro, no quiero pensarlo porque me gusta más sin rabia por desamor reciente.
Abrazos.