jueves, 11 de diciembre de 2008

¿Y tú me lo preguntas?

¡Y yo qué sé lo que es amor!
Interrogué a mi corazón y sus respuestas fueron variables
Pregunté a los amantes y sólo obtuve cinismo y aullidos
Exploré mi cerebro y hallé odio y esperanza
vagas letras escritas en el mar innombrable de la vida

¡Y yo qué sé lo que es amor!

Pero aleja tu cuerpo del mío para siempre
escóndeme tu carne de modo que jamás logre encontrarla

y podrás ver a una culebra donde vieras a un hombre

Félix Grande. Las rubáiyátas de Horacio Martín (1978).

2 comentarios:

Mario dijo...

Bueno, creo que ha llegado el momento de leerte en silencio.
Parece que sólo yo te escribo algo, cosas que son absurdas la mayoría de las veces.
Quizás, se trate sólo de leer y callar.

Un abrazo.

Castedo Merinero dijo...

Tus comentarios no son absurdos aunque sí los únicos. Cualquier manera de leer poesía es buena así que lo que elijas será bienvenido.
Un abrazo.