miércoles, 3 de diciembre de 2008

[Sobre el lago del parque bajo cero]

Sobre el lago del parque bajo cero
el cielo despluma cisnes blancos.
Campanas de algodón doblan
en la iglesia de pino adolescente.
En el ávido callar
azul tranquilo de blanco,
luz de ceniza al deslustre,
lenta, a trechos, se amontona.
Sobre bandeja vidriada
un cisne helado reposa
azucarado de nieve.

Tambor mayor de silencio
redobla en la soledad.

Mariano Brull. Canto redondo (1934).

2 comentarios:

Mario dijo...

Es lo que intentaba contarte el otro día, que percibo una forma muy diferente de escribir en poetas con 50 años de diferencia (aunque me contradiga a mí mismo).

Un abrazo.

Castedo Merinero dijo...

Sí, los nuevos poetas parecen más libres desde el punto de vista temático y estilístico. No están tan preocupados por la rima.
Desde la ignorancia del aficionado, claro.
Un abrazo.