martes, 18 de agosto de 2009

Si el hombre pudiera decir

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia.
Si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Luis Cernuda. Los placeres prohibidos (1931).

3 comentarios:

Eva Torre dijo...

¡Es un poema inmenso!
Veo que tienes 5 poemas de Cernuda. Tengo que leerlo, me regalaron varios libros suyos en el centenario de su nacimiento, pero no les hinqué bien el diente. El otro día leí que "La realidad y el deseo" era el mejor libro de poemas del s. XX. Esto de los superlativos se les da muy bien a los periodistas y críticos, pero puede que tengan un poco de razón alguna vez.

Castedo Merinero dijo...

Inmenso Cernuda, sin duda. Este es uno de sus poemas más conocidos pero todo "La realidad y el deseo" es fascinante. No sé si tanto como para que sea el mejor libro del siglo XX, pero estaría cerca.
Los del 27 se salieron con algunos libros: Cántico de Jorge Guillén y Poeta en Nueva York de Lorca quizá sean mis preferidos.
Anímate Eva, hay que beberse a Cernuda.
Saludos.

Vicente dijo...

Imprescindible Cernuda!! Maravilloso poema.